Posteado por: Andrés | noviembre 18, 2011

Avanzando hacia el IVº Reich

Hacia el año 1000 de nuestra era, Otón I, conocido como el Grande, es coronado emperador del Sacro Imperio Romano Germano. Esta organización político heterogénea, que abarcó territorios desde el Mar del Norte hasta el Mediterráneo y desde Alsacia hasta Bohemia-Austria-Eslovenia, perduró hasta principios del siglo XIX. Tras un impasse de apenas 70 años, Otto von Bismark consiguió la unificación de las provincias alemanas, proclamando el IIº Imperio Alemán, cuyo primer gobernante fue Guillermo I. Tras el final de la Iª Guerra Mundial, Alemania se trasformó en una repúblico (conocida como “de Weimar”) de breve vida, pues en 1933 Adolf Hitler accedió al poder y procedió a desmantelarla de manera metódica, conduciendo a Alemania hacia un nuevo Imperio y al mundo entero a la IIª Guerra Mundial. Estos tres periodos históricos alemanes se conocen como Ier, IIº y IIIer Reich. En todos los casos, los alemanes han tratado de conseguir la hegemonía europea (e incluso mundial) a través de la fuerza bruta y no lo consiguieron.

 Hoy, 2011, más de mil años después del comienzo de la larga aventura alemana, parece que avanzamos directamente hacia la consecución última de sus sueños de hegemonía. Sin disparar un solo tiro. Llamando por teléfono a un señor griego y a un señor italiano. Con la connivencia de un señor francés. Con el peloteo (previsible) de un señor español.

 Es increíble comprobar cómo el gobierno alemán ha aprovechado la coyuntura de crisis desatada por las fuerzas económicas (chinas, pienso yo) para alzarse con el poder europeo, imponiendo una visión muy estricta de la forma de hacer economías. Es decir, castigar duramente las desviaciones de lo que ellos creen debe ser la austeridad y la astringencia en las cuentas públicas. Es decir, establecer un control comunitario para los pasos de elaboración y ejecución de los presupuestos de cada país miembro. Es decir (por último), decir a toda Europa qué hemos de hacer, cómo hemos de gastar y castigar nuestras desviaciones, como si fueran el padre de todo el continente.

 Pero todos sabemos que la mayoría de los padres tienen dos varas de medir, igual que tenemos todos desde el momento en que aconsejamos una cosa, pero luego hacemos otra. ¿Hará Alemania lo mismo con los territorios miembros del IVº Reich?¿Seremos tratados como meros territorios productivos, en una suerte de remembranza de los planes de producción soviéticos, sin poder decidir cómo encauzar nuestros ingresos nacionales? MariANO tiene en su mano la llave de los próximos 20 años en España, pero todos los análisis fríos considerando la actuación de Alemania, parece indicar que da exactamente igual, porque, como he señalado, MariANO creo que se comportará como lo que mejor sabemos hacer los españoles, como un pelota mayúsculo. Quizá quedemos mejor colocados en la parrilla de salida para el nuevo Reich, quien sabe, pero podrían habernos avisado de que el camino era éste.

Anuncios
Posteado por: Andrés | noviembre 8, 2011

Monopolio

Ayer vimos un debate en casi todas las televisiones generalistas que involucraba a los dos candidatos con más posibilidades de convertirse en presidentes del Gobierno tras las elecciones del 20N. Independientemente de que yo viera a Pérez Rubalcaba (PR) disparando la artillería casi a ciegas, a ver si acertaba en el corazoncito del español medio (votante) e independientemente de que Mariano Rajoy (MR) me pareciera más críptico que un percebe dentro de su concha y menos concreto que el gato de Schröedinger. Independientemente de esto, digo, ayer yo vi por televisión la constatación de que la Democracia española consta de un factor fundamental: se ejercita el Monopolio.

Leer Más…

Posteado por: Andrés | marzo 26, 2011

Cocinillas: Huevos al estilo Jalisco

Buenas chavales y chavalas. Ya hace tiempo que no os propongo nada, ni de leer, ni de, como hoy, de comer. Os traigo una receta de un libro, nada propio, porque no están los tiempos que corren para derroches de imaginación, la verdad. Así las cosas, hace unas semanas nos hicimos con un librito de recetas mexicanas, cocina que nos gusta mucho y que queremos descubrir un poquito más. Así que al turrón. Necesitaremos (para que coman cuatro personas):

  • Cuatro tortillas de maíz o trigo, de las preparadas, de Old El Paso u otra marca (otro día os cuento cómo hacer las tortillas).
  • Un aguacate maduro.
  • Dos chorizos frescos de tamaño medio o grandes.
  • Cuatro huevos grandes.
  • Dos tomates pera o de tamaño mediano.
  • Una cebolleta, un limón, queso feta o de otro tipo que se pueda desmenuzar fácilmente.
  • Cilantro triturado al gusto.

Vale, vamos a preparar todo el tema. Cogemos la cebolleta y la picamos finita y el tomate en cubos pequeños. Partimos el aguacate a la mitad, retirando el hueso con cuidado. Sacamos la carne del fruto  con cuidado y la cortamos en cubitos. Conviene que el aguacate esté bien maduro porque así lo pelaremos más fácilmente, aprovechando más su carne. Exprimimos el limón y rociamos con el zumo el aguacate. Así evitamos que se ennegrezca.

Ahora, en una sartén, sin aceite, calentamos una a una las tortillas, más o menos dos minutos cada una. Repartimos las tortillas entre los platos de los comensales. Freímos el chorizo, cortado en rodajas y lo repartimos entre las tortillas. Acto seguido, freímos los huevos, procurando que la yema quede lo menos cuajada posible. Cada huevo, sobre una de las tortillas.

Ya casi está. Ahora, no nos queda nada más que adornar el plato con el resto de los ingredientes: repartimos el aguacate, el queso, la cebolleta y el tomate, todo ello bien troceado, y aderezamos con el cilantro, para que nos quede algo así:

Sugerencia de presentación (jeje…)

Para terminar, una sugerencia para comernos este plato riquísimo (aunque a mi señora no le terminó de gustar el regusto amargo que deja en la garganta). Triturad la yema, el aguacate y el queso juntos. El queso y el aguacate formarán con el huevo una sabrosa pasta. Comeros lo necesario hasta poder cerrar la tortilla y haceros una especie de burrito.

Bueno, nada más que añadir. Buen apetito y hasta la próxima.

 

Créditos de la receta: “Cocina Mexicana” de H. Kliczkowski. Ed. Parragon.

Posteado por: Andrés | enero 28, 2011

Yendo y volviendo

Llegan los tiempos del cambio, llegaron los años de la treintena y hay que terminar lo que se empezó hace ya tanto tiempo. Amigos y conocidos cambiaron de estilo hace ya mucho o recientemente y eso lleva a pensar en el camino propio, en las decisiones que hay que tomar.

Y esto es lo que tiene la vida; las decisiones son calles de único sentido (de esas calles sin luces a trechos, de las que no sabes lo que hay en el medio) y si se quiere saber si uno ha acertado, no le queda más remedio que recorrer el camino sin poder retirarse.

Y supongo que eso es lo que hace grande la vida, también. Lancemos los dados.

Posteado por: Andrés | agosto 28, 2010

Inception

Últimamente, solo hablo de cine, pero hoy hay una justificación más que sobrada y es criticar la última cinta de Nolan, “Inception” (que ha sido nefastamente traducido como origen, cuando significa inicio; ahora, que responda cualquiera de las dos traducciones a la verdadera intención de Nolan a la hora de titular la película, lo dudo mucho)

¿Qué es “Inception”? Es una película de Ciencia-Ficción (y tiene que ir así, con mayúsculas porque se lo gana a pulso) como no había visto otra desde… No lo quiero decir. Digamos que desde la primera parte de “Matrix“. Nos plantea un mundo próximo en el tiempo, como ocurría en “Días Extraños“, en el que hay más tecnología de la que parece. Sin embargo, lo interesante de verdad no es ver cómo se aplica esta tecnología (uno de los recursos más importantes de “Matrix”, por ejemplo y por lo que terminaba fallando como historia) sino en ver qué les ocurre a las personas que interactúan en el marco de la misma o con aquélla, estrictamente hablando. El interés está en conocer la verdadera historia de Cobb y Mal, ni más ni menos y el resto de la película forma un decorado que construye un conjunto de una profundidad muy deseada por la ausencia de películas de estas características en los últimos años.

Christopher Nolan (“Memento”, “Batman Begins” y otras) siempre se ha caracterizado por un cine, para mí, con un toque de oscuridad, con algo siniestro en su fondo. Quizá, mejor, con algo amenazante en su fondo. No va a ganar un oscar con esta película (igual a los efectos especiales, pero vamos, que a mí eso no me parece de mérito porque lo hace una máquina) pero mi opinión es que nos ha regalado una magnífica historia, no por su originalidad (a mí me acabó por recordar la novela “Ciudad” de Michael Marshall Smith, por poner un ejemplo) sino por la manera de contarla, cambiando el foco de interés del espectador de la historia general del grupo a la personal de Cobb y Mal, de nuevo. Y después, el nuevo cambio del foco de interés. No voy a contar más. Bueno, sí; fantastico buen gusto a la hora de elegir los trajes para los personajes masculinos (menos el químico, quien no tenía planta suficiente).

Por último, romper una lanza a favor de que desaparezca el doblaje de las películas extranjeras. Debemos poder disfrutar de las voces originales, de las inflexiones originales, de las emociones originales que los actores vierten en sus personajes. Sobre todo, el tío que dobla a DiCaprio, que no transmite nada ni al actor, ni al personaje, ni al espectador. ¡Saludos!

« Newer Posts - Older Posts »

Categorías