Posteado por: Andrés | enero 28, 2011

Yendo y volviendo

Llegan los tiempos del cambio, llegaron los años de la treintena y hay que terminar lo que se empezó hace ya tanto tiempo. Amigos y conocidos cambiaron de estilo hace ya mucho o recientemente y eso lleva a pensar en el camino propio, en las decisiones que hay que tomar.

Y esto es lo que tiene la vida; las decisiones son calles de único sentido (de esas calles sin luces a trechos, de las que no sabes lo que hay en el medio) y si se quiere saber si uno ha acertado, no le queda más remedio que recorrer el camino sin poder retirarse.

Y supongo que eso es lo que hace grande la vida, también. Lancemos los dados.


Responses

  1. Pues esperemos que toque un buen número =)

  2. No entiendo absolutamente nada del post, debe de ser el cansancio que llevo encima.
    En cualquier caso, recordarte el latinajo: Fortuna audax iuvat. Para todo lo demás, como siempre estoy a tu disposición.
    Un abrazo.

  3. Sólo diré que a por todas, muchacho.

  4. Estaba leyéndote y me estaba acordando de una frase que leí ayer en otro blog: “Nunca se sabe qué encontrará uno tras una puerta. Quizá en eso consiste la vida: en girar pomos”. Sea lo que sea, suerte y “al toro”.

  5. las decisiones son calles de único sentido, pero casi siempre puedes dar la vuelta a la manzana😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: