Posteado por: Andrés | diciembre 9, 2009

Peripecias inmobiliarias

El lunes empezamos nuestra peripecia en la búsqueda de un nuevo piso en el que pasar, al menos, el próximo año.

Al principio, acudimos a la madre de todas las mierdas de este Universo Conocido. ¿A la Guía del Autoestopista Galáctico?, no, a la Internete. Vimos unos cien pisos en nuestro rango de preferencias. Muchos fueron descartados en ese mismo paso porque eran primeros pisos, zulos, ratoneras y covachas de menos de 45 metros por unos precios excesivos. Tantos, que nos quedamos con unos veinte pisos potencialmente alquilables, unos cuantos con información completita y otros no tanto.

Así que pasamos la tarde del lunes llamando por teléfono a los distintos dueños (cuando Orange me mande la factura del mes lo voy a flipar, pero mucho, mucho) Descartamos muchos más pisos, por aquello de que no eran lo que esperábamos o porque ya estaban alquilados (los anuncios eran bastante viejos; es lo que tiene la Internete) y al final nos quedamos con dos pisos que nos molaban por encima de los demás. Ayer martes vimos el primero de ellos y, la verdad, yo salí de la visita con la sensación de haber encontrado algo más de lo que esperaba por la zona en la que está el piso.

Sin embargo, dos detalles me echaron atrás: i) el piso había tenido unas goteras enormes un año y medio antes; goteras que la comunidad arregló cambiando el tejado, pero el dueño no se había tomado la molestia de arreglar el techo estropeado en todo ese tiempo. ¿Dejadez? ii) el piso, además de estar en alquiler, estaba en venta, de manera que el dueño se reservaba el derecho a enseñarlo cuando le viniera en gana. Y yo no estoy dispuesto a pasar por una situación en la que un día sí y otro también, tenga un extraño viendo mi vida repartida por el piso entero.

En fin, el sábado tenemos otra cita, en un piso que, a priori, nos gusta mucho más, entre otras cosas porque tiene garage, está en una zona más nueva y mucho más cerca de mi trabajo. Ya contaré más acerca de esta visita.


Responses

  1. La verdad es que os deseo mucha suerte en vuestra cruzada. Hace casi dos años nos vimos en la misma situación con la diferencia de que teníamos y DEBÍAMOS encontrar un piso de alquiler en un fin de semana. Alguien se apiadó de nosotros (o directamente le dimos pena) y nos envió la ayuda de dos personas encantadoras que nos guiaron por una ciudad de la que sólo conocíamos el nombre…

    Buscar un piso de alquiler y que no te timen en el intento es una odisea… no estaría mal que se protegiese un poco más este mercado, nos evitaríamos muchos disgustos. Arrendatarios hay malos pero arrendadores hay peores…

  2. Por cierto, buenísima la foto de tu post… le pega mucho😄

  3. A mi que se me da fatal eso de ir a ver pisos… soy demasiado optimistas y acabo buscándole la parte buena a todo. Pero vamos, que tengas mucha suerte.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: