Posteado por: Andrés | noviembre 27, 2009

Ex-comunicando

Si es que ya ni la Iglesia Catódica es lo que era en estos tiempos que corren. Si hace quince días, la Conferencia Episcopal amenazaba con excomulgar a cualquier diputado o político (en general) por apoyar o votar a favor de la llamada Ley del Aborto, hoy, Camino ha practicado la famosa marcha atrás que predican y ha reducido la excomunión a la mera negación de la comunión en la misa (por cierto, que lo único que diferencia la excomunión de esto de negar la comunión, es que en la primera también se niega el sacramento de la confesión y tal)

Lejos quedan ya los buenos y viejos tiempos en los de Enrique IV, emperador germano, y Gregorio VII, obispo romano. Aquellos tiempos en los que por unos concilios de , al margen de Roma, en los que por nombrar a unos pocos anti-papas de esos para que te coronan emperador de nuevo, aquellos tiempos en los que, en fín, te excomulgaban con dos cojones y si quieres reconcialiación, ya tendrás que venir a besarme el ojete en público y me lo pensaré.

En fin, que no, que nada es lo que era. Y opina mi mujer (y yo coincido) que la culpa de todo esto es de las mujeres y de lo LOGSE, of course. Besos, julays.


Responses

  1. vengo a diverger en un punto, esa diferencia q apuntas entre excomunión y no-comunión no es la única, si estás excomulgado vas al infierno, si no tomas la comunión, como cada vez q no sigas sus reglas puedes confesarte, estás salvado como cualquier miembro del club, así q lo mismo casi q es más práctico xq te ahorras comer neula, ¿no?

  2. A ver, no exactamente. Si mueres estando excomulgado, obviamente vas al infierno, pero es porque la excomunión te priva del derecho a confesar y, por tanto, de poner el marcador a cero antes de rendir cuentas. La amenaza vertida por Camino ayer advierte a los diputados y líderes políticos católicos de que estarán en situación de pecado y que, por tanto, se les negará la comunión hasta que se confiesen de arreglo a los estatutos de la Iglesia. Sin embargo, añadió el chamán este, deben cumplir otra condición para ser borrados de las listas de pecadores y es admitir públicamente su error y retractarse. Esta condición es exactamente igual a la que le impuso el papa Gregorio VII a Enrique IV, emperador germánico, para levantarle la excomunión. Es decir, para resumir la postura de la Iglesia, que sí, pero que no, o la puntita na´más, que soy doncella.

    La pequeñísima diferencia de permitir o no recibir confesión es lo que separa, en este caso, las dos situaciones. A mí me parece absurdo hacer esta separación, porque la Iglesia ya está exigiendo la rectificación pública, como en el caso de los excomulgados históricamente. Y por eso digo que ya nada es como era, ni siquiera las excomuniones.

  3. Uy, Bentón… la Vane de arriba no soy yo, la que recientemente ha comenzado a “postear” en tu blog…

    Vamos que yo soy tu vecina granjera…

  4. Pues hay dos posibilidades, que sea la vane que voy a ver este puente o una nueva vane; en cualquiera de los casos, son todas bienvenidas.

  5. ay, q no habia vuelto a entrar, perdon! la del primer comentario soy yo (sic), la de este fin de semana, q sepas q ya estoy librandote de los planes “fantasticos” de mi suegra, q piensa q lo mas mejor es teneros ocupados para q podamos descansar con la enana (wtf?) y no nos veamos mucho…
    espero q no seas superfan del grupo d mi cuñada ¬¬, como tb espero q prefieras quedarte aqui y no en su casa… pero si no es asi, la he fastidiado, me temo XDDD


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: