Posteado por: Andrés | octubre 20, 2009

Reflexión ajena

There is admittedly a healthy aspect of conflict or competition – the clash of ideas, ideologies, opinions and the like. But often strife takes the form of mere pointless destruction for no purpose. That particular lack of meaning is what this album is all about. ‘War is a continuation of politics’ von Clausewitz wrote in the 1830’s. But if there-s no political visions to realize, no higher goal to pursue, no new beginning, no rebirth, then what? Guns go silent only to discover that nothing has really been accomplished. Old structures of injustice remains, recent conflicts are added to old ones. Does this sound depressing? I think it is.

Front

Hay obviamente un aspecto sano en el conflicto o la competición – el choque de las ideas, ideologías, opiniones y similares. Pero la distensión toma a menudo la forma de mera destrucción sin ningun propósito. La carencia particular de significado es lo que centra este album. ‘ La guerra es una continuación de la política’ escribió von Clausewitz en 1830′ s. Pero, si no hay visiones políticas que realizar, ninguna meta más alta que perseguir, ningún nuevo principio, ningún renacimiento, ¿entonces qué? Las armas se acallarán solo para descubrir que, en realidad, no se ha logrado nada. Siguen existiendo las viejas estructuras de la injusticia, los conflictos recientes se agregan los viejos. ¿Suena deprimente? Pienso que lo es.

(Texto del libreto del disco Strife, de Desiderii Marginis)

Responses

  1. Pero para esto tenemos la simulación de guerras, mucho más divertidas, en los juegos (SPAM=Visita mi blog:P).
    Como dijo Bart Simpson, no hay guerras buenas, salvo la Guerra de las Galaxias😀

  2. el_mago8, siempre taaaan optimista🙂 (se agradece)

  3. Encuentro un excesivo pesimismo en esta visión del mundo y me permito plantear a la concurrencia:
    ¿Acaso el mundo en el que vivimos no es mejor cada día? ¿No estamos, en general, mejor que hace un siglo?

  4. Ciertamente, los problemas a día de hoy no son los mismos que hace un siglo y medio. Prácticamente nadie muere de hambre en Europa, no hay explotación laboral como la que provocó la aparición de las Internacionales Obreras y las guerras se hacen por causas justas.
    La afirmación de von Clausewitz sigue vigente a día de hoy (quizá estuvo vigente en toda la Historia del Hombre) pero las metas políticas que se establecen para las guerras llevan mucho tiempo obteniendo metas inferiores o iguales a las que pretenden sustituir. ¿Por qué entonces hay que morir por un ideal insuficiente? Es más, analizando las últimas guerras, la de Irak y la de Afganistán, las guerras del Congo, los conflictos del Níger, etc. y aplicando la máxima del prusiano, yo no veo un ideal, veo un interés. El dinero está en el fondo de todos ellos y desde ese aspecto, no hemos avanzada nada, pues los romanos ya hacían guerras por intereses comerciales.
    La afirmación de Desiderii Marginis no se aplica a todo el mundo, desde luego. La gente de la élite tiene muchos más medios para conseguir lo que desea. Lo que pasa es que esos medios siempre implican explotar a los desfavorecidos de uno u otro modo, más o menos evidentemente (ved los anuncios, los telediarios, las series y os sentireis explotados, os lo garantizo). El mundo de la élite sí ha mejorado en el último siglo y medio; el del ciudadano de a pie, no.
    Ni siquiera nos queda el trabajo para dar dignidad a nuestra vida.

  5. Me permito disentir. El egoismo de lo que Benton llama élites nos beneficia a todos, o es que acaso esos intereses comerciales que engordan a algunos no nos permiten tener móviles, ordenadores, café o té más baratos a las clases medias occidentales a costa de esa explotación.

    Por otro lado ciertas guerras actuales (no la de Irak) se justifican por nuestra necesidad de seguridad. Una necesidad incierta que precisa de nuevos medios pero que de momento sólo puede golpear sobre los lugares que cobijan terroristas. Es un argumento muy manido el de considerar todos esos conflictos como ajenos a nuestros intereses.

    La causa de la libertad es una causa justa, lo que es más dificil encajar son los medios para su supervivencia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: