Posteado por: Andrés | febrero 26, 2009

El Mar

El mar es esa fuente eterna de inspiración en la que bañar las raíces ansiosas de nuestra imaginación. Entre los dedos se entremezclan hermosas historias de ancianos dioses con relatos de monstruosos sers carentes de humana compasión.

Un amanecer rojo, como cualquier otro, varado de nuevo en la playa de esta esteril imaginación mía, observo el mar y pienso en dejar atrás la línea del Horizonte para mirar bajo el acuoso manto de esta tierra. En el fondo, la tersa piel terrosa de esta madre nuestra te acoge, hasta la consumación del tiempo, en las ruinas de tu barco.

En el fondo, lejos de dioses y monstruos, donde solo hay silencio y animales ciegos, busco la inspiración para encontrarte de nuevo, para fundir nuestras personas en una única entidad artística de múltiples variables. Y desaparecen las montañas, con su pasiva silueta acechando sobre las aguas. Y las nubes se desvanecen, desgarradas por el estallido de la inventiva desatada. Y se apaga el sol bajo el peso de la infinita vastedad líquida. Y no quedas sino tú, en tu palacio de ruinas hundidas, envuelto en la oscuridad de un olvido definitivo que no soy capaz de revertir.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: