Posteado por: Andrés | diciembre 2, 2008

Ira

  1. La Iglesia sigue con lo suyo, o sea, negando la mayor. Dicen que no van a apoyar (y yo imagino que se opondrán activamente) la iniciativa de la Presidencia Francesa de la Unión Europea de resolución para las Naciones Unidas para despenalizar la discriminación por orientación sexual. Afirma la Iglesia que la despenalización de los matrimonios homosexuales produciría la aparición de nuevas formas de discriminación sobre los países que no lo acepten (LOL) y sobre las parejas heterosexuales. O sea, que para evitar la discriminación de una mayoría, hay que permanecer impávidos ante las condenas a muerte de homosexuales y los castigos físicos en muchos países del mundo. A mi me suena a crímenes contra la humanidad.
  2. El aborto ha aumentado en números totales este último año. Que me parece bien, ya sabeis, por aquello de la libre elección de las personas y esas tontadas. Lo que no me parece de recibo es que todavía no tengamos claro que a las personas hay que enseñarlas desde niños a mantener relaciones sexuales con todas las seguridades del mundo: frente a las enfermedades de transmisión sexual y frente a embarazos no deseados, particularmente. Y lo peor es que salen por la tele y lo dicen. Y nos recuerdan lo lamentable de la función pública española en cuanto a dotación de personal y, en muchas ocasiones, medios. Y si no, que se lo cuenten al tipo que controlaba las pulseritas anti-maltratadores (pregunten al ministerio de me-da-igual), que a saber cuántas horas llevaba de guardia, si funcionaba la señal (visual, palabra de Rubalcaba) o vaya usted a saber.
  3. La cena de Navidad de empresa, que, cuando ya esperabas perder de vista a tus “colegas” de trabajo hasta el año que viene, te obliga a volver a verlos a las 21:45 horas, tras haber salido de tu puesto de trabajo a las 20:45 horas (nótese que entraste a currar a las 8:30 horas y que tu contrato, ese que has firmado y que guardas junto a la escritura de tu casa, la de tu hipoteca y la de tu alma, dice que tu jornada laboral era de ocho horas). ¿Por qué cojones tengo que aguantar al mamón de mi jefe diciendo que somos una piña, una familia y semejantes memeces, cuando a diario me la están metiendo por el ano sin vaselina ni unos preliminares adecuados a mis necesidades erótico-festivas? Últimamente, me producen hasta desgarros cuando me la meten y no, no me pagan lo suficiente para aguantarlo. Y al que diga que al menos tengo trabajo, que hubiera estudiado más.

Bueno, hasta aquí, la IRA de hoy. Otro día hablaré, principalmente, de las luces de Navidad y la festividad en sí, ambos subproductos culturales que deberían estar prohibidos. Un saludo, con mucho cariño.


Responses

  1. Amén.

  2. Venga, prepara el tanque, yo seré tu artillero!

  3. Yo hasta que no incluyas a las luces de Navidad, nada.

    Aunque he de decir que adoro las cenas de Navidad… este año tengo la de la residencia, de la promoción del colegio y de la clase de primaria. Falta la típica del equipo escolar de baloncesto y la de la clase de la universidad… A la del trabajo no me invitan por que solo curro en verano (quiero la hoja de reclamaciones).

  4. Ahora entiendo el telediario cuando habla de la profusión de cenas de Navidad en España. ¡Están hablando de Bea!😀

  5. Este post de IRA es digno de ser continuado!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: