Posteado por: Andrés | diciembre 2, 2008

El concierto de Opeth y sus esbirros del Metal

Ay, amiguitos, qué grandeza la de la noche del sábado en Bilbao. Una hora de viaje sencillo y sin más nos vemos trasladados a un paraiso, textualmente. Primero de todos los dioses del Metal, se nos presentaron The Ocean Collective, con un breve repaso de su disco “Precambrian” (Ponzonha, definitivamente no es para tí, porque su estilo es Brutal-Death de lo más crudo) con el que calentaron los ánimos del público. Los alemanes se dedicaron a descargar toda la música que llevan en las venas a golpe de rugido y brincos (del guitarra) por todo el escenario. Nos gustó, pero no acabamos de disfrutarlo, porque en ese momento, la gente se había metido en el pasillo de acceso al Café-Teatro, que es el cuello de botella del local.

Bueno, la cosa es que cuando cesaron en su descarga los de The Ocean, empezaron a salir los técnicos de sonido de los siguientes teloneros, Cynic, grupo de Florida con raices españolas, según su propio cantante. Total, que los técnicos de sonido se pusieron a afinar instrumentos improvisando una pequeña melodía y pensamos que aquellos tíos eran buenos para ser los técnicos, pero no amigos, se arrancaron a tocar y resultaron ser el mismo grupo, que no lo parecían. La leche; antes de ir al concierto, no había escuchado su música en profundidad, porque en una primera toma de contacto no me gustó demasiado. Craso error. Allí mismo, su música supuso casi una catarsis personal. Supongo que la gente allí debió sufrir una transformación semejante, porque disfrutaron visiblemente (o eso, o era que ya quedaba menos para Opeth)

cynic-ejecutandoCynic en plena actuación

Muy bien construída, su música me recordó en bastantes aspectos a la composición de los italianos Novembre, aunque su perspectiva un poco más deprimente los aleja del preciosismo lírico de éstos, aunque no difieren nada en cuanto a técnica de ejecución. Cuatro canciones de concierto son muy pocas para mí, así que seguiré los pasos de esta banda por su trabajo enlatado, de momento.

Después de una hora de teloneros, Opeth. Qué ejecución, qué técnica, qué exageración de potencia. Me quedé automáticamente sordo y completamente estupefacto por la calidad, repito, la gloriosa calidad de la ejecución de Mikael Åkerfeldt en directo. Los músicos acompañantes, geniales, en particular, el guitarra, aunque he de decir que el teclista me sedujo automáticamente (a pesar de mi debilidad por los baterías rubios y grandes, cual dioses nórdicos, como era el caso). Además, Åkerfeldt, ahí donde le veis, es de la secta cimmeria, el muchacho. De manera que nos dió el concierto ataviado con las vestiduras ceremoniales de la secta, aunque faltó al primer principio (escuchar únicamente Manowar); nadie es perfecto.

opeth-ejecutando

Opeth ejecutando. Igual la foto os parece una cagada, pero me la suda, a mí me gusta.

Luego, repaso a los cinco últimos discos de la banda, Blackwater Park (muy poco chance para mi gusto y solo en el bis), los discos gemelos, Deliverance y Damnation, Ghost Reveries (cuerpo principal del concierto) y Watershed (también poco, la verdad. Parecía como si hubieran querido hacer un cocierto para que la gente cantara todas las canciones, en vez de querer promocionar el disco nuevo). Duraron una hora y media larga, lo cual no está mal, pero cuando uno a visto a Iron Maiden tres horas seguidas en el escenario, bueno, sabe a poco, qué quereis que os diga. En fin, todo acabó bien, no hubo movidas ni otras cosas dignas de reseñar. Os dejo un par de instantáneas aquí pegadas, para vuestro goce (pero no os toqueis, marranos). ¡Un saludo!

opeth-saludando

Opeth saludando al final del concierto. El de actitud implorante es Martin Mendez, que no quiso hablarle al público de su país natal, probablemente porque su tartamudez le da mucho por el culo apuro. Falta el guitarra, que no aguantaba más tiempo a secano.

trioY estos son los tres majaderos que nos fuimos a Bilbao para el concierto. Como se puede observar por nuestros atuendos, a las dos de la madrugada hacía un frío del carajo. Deberes para el próximo día: averigüen ustedes quién de estos tres melones es Benton, el abajo firmante.


Responses

  1. ¡¡¡¡MMMMMMMMMETAAAAAAAL!!!!

  2. Como me gusta que disfrutes tu tiempo de ocio con actividades tan sanas para la cadena de huesecillos. Bueno como hace mucho que no te veo, a ver si adivino quien eres, me voy a decantar por el muchacho que está…, le dejaré a tus parroquianos que lo intenten adivinar.

  3. ¿pista?

  4. Ando mirando algunas canciones de Opeth en youtube por que tiene pinta de que me va a gustar. Para la foto estoy como el Tabernero, ¡pistas por favor!

  5. Venga va, no llevo reloj y soy el más guapo de los tres😀

  6. Luego… ¡Usted es el caballero de la izquierda!

  7. ¿El de la izquierda de ellos o según se mira la pantalla?

  8. El de la izquierda de ellos.

  9. ¿Y cómo lo has sabido Bea, por lo del reloj o por lo de guapo? Es que estoy en un sinvivir…

  10. Por lo de guapo

  11. La izquierda de ellos, claro.
    ¡Ah! Y nice to meet you físicamente, majo.

  12. Gracias a ambos por la inyección de moral; los otros dos no les gustará leer estas opiniones, jejejeje.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: