Posteado por: Andrés | noviembre 22, 2008

Libro: El Jardín de Rama

Acabo de terminar de leer “El Jardín de Rama”, el segundo de la trilogía ramana escrita por Arthur C. Clark y Gentry Lee. Ya, ya se que es un poco extraño leer el segundo de tres sin haber leído el primero ni el original de A.C.C., pero es que yo soy así, señora.

Leyendo, leyendo, uno termina el segundo libro con bastante mal cuerpo o conciencia, dependiendo de cómo se sea. En mi caso, he terminado de leer la novela con una sensación agridulce sobre nuestras actitudes como especie consciente (que podrían llevar, en algún caso, a spoilear vuestra futura lectura).

rama

El caso es que, como uno de los personajes, me pregunto si los humanos podemos abandonar nuestra hostilidad natural hacia aquello que desconocemos y aceptarlo tras conocerlo profundamente o si nuestra dotación genética y nuestra historia de enfrentamientos nos llevaría a enfrentarnos violentamente a entes desconocidos. Yo, particularmente, opino que la actitud ante un desafío emocional e intelectual tan grande como el planteado en la novela, es cuestión de la educación de cada individuo.

De la misma manera, en relación con este caracter nuestro, otra reflexión que me asalta es la siguiente. ¿Podría la vida consciente e inteligente surgir en un ambiente carente de competencia entre las diferentes especies? Y me explico; resulta obvio que los seres humanos somos resultado, en nuestro diseño actual, de un ambiente estresante, con pocos alimentos disponibles y una población de depredadores potenciales bastante densa. Un ambiente benigno para una especie potencialmente consciente, que no represente amenazas o retos intelectuales, carecería del elemento necesario para el desarrollo de aquélla, esto es, de presión selectiva.

Bueno, estas son las impresiones intelectuales sobre el libro. Por lo demás, se nota mucho la mano de A.C.C. en la novela, siempre tan detallista y puntilloso con la ciencia; y he de reconocer que la novela tarda en engancharte, pero cuando lo hace, llegas al final sin darte cuenta y con bastante pena, la verdad.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: