Posteado por: Andrés | octubre 11, 2008

Reflexiones negras

1.

Por las mañanas no se quién soy. Amanezco con la venda de la noche aun sobre los ojos, el olvido sellando mi boca y el ruido de ese infame sueño enraizado en mi oído.

Al mediodía me pregunto quién soy. Soy el loco bajo tres metros de tierra, luchando por llegar a la superficie. Soy la boca que busca el aire que desprende el paso de tu vida. Soy el espectador de la ventana inexistente, atado a la silla que no pidió.

Por la noche olvido todo lo fui. Me derrota el paso del tiempo, la amarga repetición de gestos, pensamientos, acciones, personas, lugares, aires, tierras, animales, vegetales. Dioses.

Duermo y los sueños me persiguen, contigo a la cabeza, riendo como el loco que se que soy. Si tú también eres parte de esa locura, te compadezco porque tampoco sabes quién eres. Huye, abandóname mientras puedas. Busca un sujeto más cuerdo y atorméntalo hasta el extremo de mi propia locura. Luego, envíamelo.

Yo lo envolveré para regalo.

2.

Levantarse sin pie izquierdo es una hermosa utopía para cualquier ser humano realista, como nosotros. Si únicamente vivimos a través de los demás, no vivo a día de hoy si no es a través de tus hermosos ojos marrones.

Me llevas en su fondo, acurrucado como en la cuna materna, rodeado de pequeñas estrellitas giratorias, cantarinas, quizá incluso alegres.

3.

Despertarse sin desearlo, observar la triste ventana que da al cielo gris de cualquier otoño perdido de la memoria.

Escoger un recuerdo para vestirse antes de salir de casa con dirección a… Simplemente con alguna dirección.

Desgastar un poco más el aire que nos envuelve. Envilecer aun más la tierra que nos acogerá (preparándonos diariamente la última morada, manchamos nuestro lecho eterno para recibir lo que merecimos en vida). Trabajar como perros a cambio de ni siquiera una caricia en la cabeza. Retornar con la sensación roja de la ira en nuestras mandíbulas.

La sensación de finitud…

El genio humano que se desprende de su propia vida y se convierte en sentimiento puro, llorando sobre su propia alma destruida al cambiar de estación y perder el sol, como cada otoño. Como cada día que amanece.

Me envilezco cada día más porque cada día soy un poco menos.

4.

Mis manos están vacías y secas, pero rojas. Te muestro sus palmas vueltas para que veas la desolación de mi cuerpo, la que conociste y la que guardo para mí únicamente.

Consumo lo que me queda de alma, sin esperanza de encontrarme con alguien que me venda parte de la suya. Renuncio a saber e incluso a renacer. ¡No soy! Me falta la sensación última de la vida y no se dónde buscarla siquiera.

5.

No tengo manos ni pies, no puedo mover mi cuerpo ni mi mente. Anquilosado como un viejo, veo las cosas con la misma perspectiva de la edad. Observo todo y me pregunto por qué no habré aprovechado más el tiempo. ¡Oh, sí! Antes podría haber pasado por alguien de fuera de esta cárcel, antes, cuando fui joven de corazón y poderoso de mente.

León en la vida, atrapado en un espectáculo desconocido para él, fue muriendo tras los barrotes irrompibles de aquella monotonía y amargura. Con la experiencia en una mano y la pesadumbre en la otra, se convirtió en una mascota que atrajo al comienzo y aburrió al final. Abandonado, sin calor humano o intelectual que lo alimentara, su genio murió y se llevó de él las ansias de cualquier tipo, dejando tras de sí una cáscara vacía, equivalente a su forma biológica, pero carente de sentido metafísico.

Epitafio: Y luchó por conseguir algo, pero solo pudo cansarse de la vida antes de su tiempo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: