Posteado por: Andrés | octubre 3, 2008

Soluciones contra la crisis (I): aprovecha el caldo de tus albóndigas

Decíamos ayer que con un kilo de carne picada y unas pocas horatlizas y huevos hacíamos unas albóndigas riquísimas. Hoy vamos a sacarle partido a la salsa que nos habrá sobrado para hacernos un rico arroz.

La cosa no puede ser más sencilla. Para dos personas de buen yantar:

  • La salsa sobrante de nuestras queridas albóndigas.
  • Un vaso de arroz redondo, del de toda la vida.
  • Un pimiento verde y uno rojo.
  • Salchichas de sobre (o de carnicería si somos sibaritas).
  • Dos dientes de ajo.
  • Aceite de oliva.

Lo primero de todo es señalar que, si disponemos de un recipiente de cocina de barro, debemos usar éste en vez del homólogo de acero inoxidable. Nos quedará mejor.

Bien, al turrón. Doramos el ajo en el aceite, cosa que tardará un poco porque las cazuelas de barro tardan más en calentar y conservan más el calor a posteriori. Cuando estén dorados, añadimos los pimientos cortados en tiras, cuadros, zig-zag, etc. y lo cocinamos todo a fuego lento, más o menos hasta que los pimientos tenga aspecto de estar blandos.

A continuación, añadimos el arroz, le damos un par de vueltas y ponemos el mojo de las albóndigas. Si nos llega para poner el doble de vasos de salsa que de arroz, bien, pero añadiremos uno más de agua. Si no nos llega la salsa, completaremos con agua y añadiremos un vaso más. Añadimos las salchichas y lo cocinamos todo a fuego lento sin dejar de mover el arroz, porque de lo contrario se nos pegará al fondo y se quemará.

Deberemos probar el arroz cuando veamos que se empieza a quedar sin agua, para ver si necesita que se añada más agua o no. Deberemos dejar el arroz un poco caldoso, es decir, con un aspecto un poco baboso, pero sin que sea sopa de arroz, no se si me explico. A continuación, calentamos el horno a 170º, con la resistencia superior únicamente e introducimos la cazuela durante cinco minutos para que se evapore el agua que nos ha quedado en plan babilla. Y nada más, ¡a disfrutar del ahorro del día!

Hoy el perejil no tiene su día


Responses

  1. En mi casa suelen sobrar unas cuantas albóndigas con un poquito de salsa así que hacemos spaguettis con ellas y si no, en bocata para cenar, que ganan mucho. Tengo que probar la versión con arroz, cambiar salchicha por albóndiga no tiene que estar mal tampoco.

  2. Sí, yo voto por la pasta, como Bea. Pero el arroz está de luxe por supuesto. En general la comida sabe mejor al día siguiente ¿Verdad?

  3. Sí, muy cierto. La salchicha es un elemento intercambiable muy versatil y si además puedes usar restos de las albóndigas, mejor.
    Gran verdad que las comidas reposadas mejoran Ponzonha, gran verdad.

  4. Yo sigo tirando de los precocinados, no sé, tienen algo especial… xD

  5. Son las grasas saturadas lo que te seducen diariamente ;P

  6. Como fan de la hoja de perejil que pones en tus recetas, he de decir que el efecto logrado en esta ocasión no es demasiado espectacular.

    Eso sí, ese arroz tiene que estar buenísimo.

  7. Ya dije que aquél día el perejil no estaba en su mejor momento. Vamos, que gasté lo mejor para las albóndigas🙂

    Y efectivamente, el arroz estaba bueno a rabiar.

  8. Nunca pensé que con la salsa que no como nunca y suelo tirar, se pudiese utilizar para crear otro plato y comer unos días más por muy poco euros. Muchas gracias, me has alegrado la noche.

  9. Pues para eso estamos, caballero.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: