Posteado por: Andrés | octubre 1, 2008

Garantizado

Hoy vuelvo a estar reflexivo, aunque no me he arrojado a las profundidades del maelström (todavía). Escucho anuncios en los que se indica que tal o cual cosa está garantizada por quien lo ofrece/vende y esto me lleva a pensar en qué necesidad tengo yo de que una empresa me garantice su producto. Quizá sea una estrategia para la captación de clientela en base a que si garantizan algo (digamos, la calidad en la elaboración) el potencial cliente consuma productos de su marca confiando en dicha garantía.

Claro, que se me ocurre otra idea y es que, como yo no conozco ni de palo a la empresa que produce aquello que necesito, sus garantías me la pueden sudar ámpliamente, a menos que venga de una tercera empresa, independiente y externa. De aquí salen los rollos esos de las ISO y las UNE.

Tercera reflexión al hilo. Todas las empresas que garantizan pero no aportan informes de inspecciones externas, ¿no pretenderán que los consumidores potenciales no investiguen las razones para la garantía que ofrecen? Parece que, según este razonamiento, el dinero del consumidor es conducido a su fin último, ser gastado sin ningún juicio objetivo.


Responses

  1. Ese es el objetivo final, si.

  2. Tu lo has dicho, que el dinero pase de las manos del consumidor inocente, al vil empresario.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: