Posteado por: Andrés | septiembre 28, 2008

Jornada Gastronómica: Albóndigas

Bueno, continuando con la educación culinaria de C.Murnau, hoy vamos a perpetrar un guiso de esos de fondo de armario. Hoy vamos a hacer esas albóndigas, mejores que las de nuestras madres, que nos harán compañía en esas frías tardes de otoño-invierno que se avecinan. Al turrón:

Ingredientes (6 personas):

  • 1kg de carne de ternera picada.
  • 3 huevos.
  • 1/2 cebolleta de sabor suave.
  • 4 dientes de ajo.
  • 1/2 pimiento verde.
  • Perejil.
  • Pimienta.
  • Sal.

Primer paso, ponemos la carne picada en un bol profundo y le añadimos, en orden indiferente, los huevos batidos, la cebolleta, los ajos y el pimiento picados tan finos como sea posible o sepamos. A continuación, mezclamos todo bien, preferiblemente con las manos porque así conseguiremos que la distribución sea más homogénea. Cuando lo tengamos todo mezclado, salpimentamos y añadimos el perejil picado de la misma manera. Procedemos como antes y mezclamos todo bien.

Este es el aspecto que debería tener

Siguiente paso, ponemos una buena cantidad de aceite en una sartén y la ponemos a calentar a fuego lento. Mientras va calentándose, ponemos un poco de harina en un vaso bajo y ancho. Moldeamos las albóndigas con carne suficiente para que nos quepa en el hueco de la mano, las metemos en el vaso y las rebozamos de harina. Cuando tengamos suficiente cantidad, las pasamos a la sarten, friéndolas hasta que tengan un aspecto dorado, momento en que las pasaremos a una cazuela de buen tamaño.

Las podemos dar vueltas con un tenedor o dos si somos un poco más torpes

Cuando hemos frito todas las albóndigas y las tenemos juntas en la cazuela, aprovechamos el aceite de freirlas y la harina que sobró para hacer la salsa. Ponemos en la sartén la harina que quedó en el vaso, sacándola del mismo con agua (máximo dos vasos) y calentamos la mezcla hasta que hierva ligeramente. Procurad deshacer los posibles grumos de harina que se formen. Cuando lo tengáis bien cocido, verted la salsa en la olla y volved a cocer todo el conjunto, a fuego muy lento, al menos diez minutos y a disfrutar del producto final. ¡Saludos!

Aproximación del resultado

Edito: Los créditos fotográficos pertenecen a mi señora, que tiene una mano con la cámara…


Responses

  1. ¿Y el toque de canela?

  2. ¿También recetas de cocina? Un blog completo, pardiez! La hoja de perejil al final ya es de pro😀

    Y aquí servidor ha comido, por cosas del destino, hamburguesas con un toque de canela. No se las recomiendo a nadie.

  3. Solo diré que, siendo un cocinillas veraniego como soy, ya sabía esta receta. Y si, el resultado es francamente magnífico.

  4. ¿Canela? Coño, eso es nuevo… pero creo que no le pega demasiado a mi receta.

  5. Las albóndigas son uno de mis platos favoritos =) y además me gusta hacerlas (aunque no me dejen innovar formas, que siempre lo intento). De todas formas me suena que en mi casa le ponían pan o algo así y la salsa la hacemos con sofrito de cebollita picada. Creo que le llaman salsa rubia o algo así, receta de la abuela. De todas formas, las hagan como las hagan me está dando hambre.

    Por cierto, lo de la canela no me acaba de convencer. Me gusta la canela, pero no me pega con la cebolla.

  6. Aunque ya te le he agradecido anteriormente en otros blogs, muchas gracias por preocuparte por mi alimentación, me estoy haciendo un librillo con tus recetas.

  7. […] contra la crisis (I): aprovecha el caldo de tus albóndigas Decíamos ayer que con un kilo de carne picada y unas pocas horatlizas y huevos hacíamos unas albóndigas […]

  8. Mmm la salsa definitivamente tengo que probarla.

    Y ahora que ya tengo la receta bien apuntada: yo pongo un poquito de pan de molde untado bien en leche (queda pastoso, pero poquito, una rebanada sin bordes para un kilo de carne) y luego pan rallado para que la masa quede más unida o… no sé exactamente… más amasable (debe ser porque mi madre es hija de panadero que le ponemos tanto pan). Y como la dueña de la receta tiene un estómago que no vale un pimiento, la verdad es que usamos poquito ajo y nada de pimiento o perejil para que sea aún más digestible.

    Y la canela la he probado a intrudicir hace poco y le va genial. Un punto curioso que se agradece. Aunque la primera vez que la pusimos estaba añadida después porque se nos olvidó ponerla en la masa (seguía quedando bien, o a mi me gusta mucho echarle canela a las cosas). Tengo que probar con nuez moscada.

    Creo que hoy tengo la vena cocinilla.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: