Posteado por: Andrés | julio 11, 2008

Actualización sobre el capullo

Pues mi querido agave sigue creciendo, la criatura. Desde que os hablé de él han pasado cuarenta días y en este tiempo la plantita ha crecido la friolera de dos metros, de modo que ya alcanza el piso superior de la casa de mis padres. Además, ha generado inflorescencias de unos veinticinco centímetros, en cantidad de dos por segmenteo internodal, situadas opuestamente en el tallo y con posición correlativa perpendicular entre las inflorescencias de diferentes segmentos. La inflrescencia parece umbelar (con forma de paraguas) desde el suelo, pero como digo, ahora está a casi cinco metros del suelo y no las distingo demasiado bien.

Sigo informándome para saber qué puedo hacer con el dichoso agave antes (o después) de que la palme. Parece ser que con el cogollo (o cabeza) de la planta se puede destilar un licor del que luego se puede obtener tanto tequila como mezcal. Sus fibras se pueden usar como base para cuerdas, tejidos y papel. Sus hojas (o pencas) se pueden emplear en la construcción, a modo de tejas y su tallo, del mismo modo, se puede utilizar cual viga. Aquí, Benton dando soluciones a la crisis del ladrillo

Os pondré una fotografía de la criatura cuando recupere mi propio acceso a internet, amigos. Un saludo.


Responses

  1. Eso del tequila es cosa curiosa…

  2. Estoy deseando ver a la criatura. ¿Ya le has puesto nombre?, ¿Qué te parece Fernandito?.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: